Madre

(Dedicado a mi madre que, por darme, me ha dado hasta la vida)

Madre, renace en ti la vida,
semilla del amor
de la que brota un árbol o una flor
en tu vientre de musgo.
Nave que nos acoge,
contracción de dolor que nos conduce
a despertar a los ojos del mundo.

Madre, estrella de la noche,
custodia de desvelos y de sueños,
ahuyentadora luz en la madrugada
del infantil miedo que refulge segura
hasta el tibio desperezar de la alborada.

Madre, hogar con valles y montañas
donde a raudales emanan las aguas,
donde los sacrificios no conocen fronteras,
donde las privaciones tienen su recompensa.

Madre, orgullo en la mirada,
desahogo al respirar
cuando sus pajarillos aprenden a volar
quedándose tranquila y sosegada.

Madre, la experiencia aprendida
que te ayuda a llegar hasta la meta,
la que nunca te olvida,
la que siempre te levanta si tropiezas.

Madre, eres todo en mi vida,
eres la gran razón de mi existencia,
eres mi reposo y mi paz conocida,
eres la representación de la paciencia.

Madre, nada ni nadie podrá cambiar
el que yo forme parte de tu ser,
ser al que yo nunca dejaré de amar.

28 diciembre, 1998
Ana María Pantoja Blanco

45 Compartir

13 comentarios en “Madre”

  1. Felicidades a las madres de todo el mundo, especialmente a ti Ana, por tu sensibilidad y pasión! En cierto modo eres la mamá de la familia, siempre pendiente de todos nosotros ! 💮💮💮

  2. ¡Precioso, emotivo y una definición exacta de lo que significa tu amada MADRE y la mía! Un beso Anita, eres una maravillosa persona.

Deja un comentario