Tu corazón es de roca, de Rafael Pantoja Antúnez

Tu corazón es de roca de viva cantera,
haces el amor por el mero hecho de puro placer.
No quieres experimentar la sensación de ser querida,
jamás te dejas llevar por los sentimientos o la locura.

En cada cama que yaces te arropas con placeres diferentes,
jamás bebes del amor en la misma fuente.
Cada noche que pasa es un número más en tu vida.

Tus pies tienen el contacto de la pura seda,
tu piel huele a heno en primavera,
y todo tu cuerpo tiene el frescor de fruta nueva.

Tus pechos lozanos de mármol de Carrara,
son de estatua de diosa del Olimpo,
con una escultural figura vestida de cinismo.

Cuando gozas y quedas satisfecha de lujuria,
tus adentros repudian a ese hombre que con ternura
pasó esa noche rendido con verdadero amor,
ese amor que un amante profesa al sentirse embriagado
por tanta hermosura y tanta belleza.

Ese hombre enamorado, atrapado por tu irresistible hechizo,
para ti sólo es un instrumento más de una noche pasada,
porque vives a la defensiva, no te entregas y no regalas nada.

Y, no me cabe duda qué tu frialdad tan calculada es por venganza…
porque lo que no sabe nadie,
es que ese corazón de roca fue esculpido por el ultraje, el maltrato y el engaño.

Rafael Pantoja Antúnez

Deja un comentario