Ternura

La ternura es un niño al que has visto nacer.
La ternura es una madre estrechándolo en sus brazos
y entregándole su ser.

La ternura es ese beso entre dos adolescentes
que con pasos inexpertos van aprendiendo a querer.

La ternura es la pareja que ve crecer a sus hijos
y que se priva de todo para que no tengan queja.

La ternura es la mirada de un amigo que te ayuda
y que te brinda su mano cuando ya no esperas nada.

La ternura es un abuelo al que deleita el revuelo
de todos sus nietecillos cuando recuerda sus tiempos.

La ternura es la caricia, el abrazo de consuelo,
de una persona cercana que te ofrece su pañuelo.

Hay ternura en tantas cosas…
No me canso de nombrarlas porque todas me estremecen.

16 diciembre, 1998
Ana María Pantoja Blanco

(“No hay encanto que se pueda comparar a la ternura del corazón”. Jane Austen)

38 Compartir

3 comentarios en “Ternura”

Deja un comentario