Padre e hijo

Hijo, ven, dame la mano,
que quiero salir a pasear contigo.

Tengo que vigilar tus pasitos de niño pequeño,
puedes hacerte daño.

Tu curiosidad innata de niño no conoce fronteras.
Es normal, estás aprendiendo la vida.

Hijo, ven, dame tu mano
que quiero salir a pasear contigo.
Deja que en ti me apoye,
no quiero hacerme daño.

La vida me ha dejado molido
y yo ya tengo muchos años.

Deja que tu mano fuerte me sostenga
y cédeme algo del vigor que yo tenía antaño.

Los dos juntos caminaremos siempre unidos,
esperando que concluya la noche y que amanezca,
con el impulso del potente vínculo que nos ennoblece,
buscando nuestro mejor destino, nuestra fuerza.

Hijo ven, dame tu mano…

19 marzo, 2021
Ana María Pantoja Blanco

¡Muchas felicidades a todos los padres!, a los que están y a los que desgraciadamente ya nos dejaron, con todo el cariño.

Y, para celebrarlo como se merece, esta preciosa canción de Cat Stevens, pulsa aquí Father and Son

28 Compartir

6 comentarios en «Padre e hijo»

  1. Es un precioso poema. Tierno muy tierno, algo que el mundo está perdiendo, el valor de la familia. Pensando en el Padre celestial, así Dios nos ama y nos guía incluso en estos tiempos malos. Orando por todos los padres para que no se dejen intimidar por el mundo de hoy y puedan enseñar a sus hijos los valores que nuestros padres inculcaron en nosotros. Precioso hermana, eres un canal de bendición para mi y para todos.

    Responder

Deja un comentario