Lady Di, la princesa del pueblo

Diana Frances Spencer, la princesa de Gales, primera esposa de Carlos de Gales, heredero de la corona británica.

¿Quién no conoce su historia? Siempre hermosa, aunque con una sonrisa triste que encubría mucha melancolía. Siempre joven, la adorada “princesa del pueblo”, que por su azarosa vida y su trágica muerte se convirtió en un mito venerado que permanecerá por siempre en la mente de todos (1961 Sandringham, Reino Unido – 1997 París, Francia).

Ella nos dejó frases como estas que nos desvelan, en alguna medida, un destello de su atractiva y desventurada personalidad:

“La amabilidad y el cariño de las personas me han llevado a través de algunos de los momentos más difíciles, y siempre su amor y afecto han facilitado el viaje”.

“La mayor dolencia que el mundo sufre actualmente es el mal de la falta de amor y el mayor problema la intolerancia”.

“No quiero regalos caros. No quiero comprar nada. Tengo todo lo que quiero. Sólo quiero que alguien esté ahí para mí, sentirme segura y protegida”.

“En este matrimonio éramos tres, demasiada gente”.

“Mi padre me enseñó a tratar a todos por igual, y espero que William y Harry sigan mi ejemplo. Vivo por mis hijos, estaría perdida sin ellos”.

El funeral de la princesa fue el 6 de septiembre de 1997. El féretro fue llevado en procesión hasta la Abadía de Westminster, tras él su marido, sus hijos y más de dos millones de personas que acompañaron a la comitiva por las calles de Londres.

Oficialmente se dice que los restos de la “Reina de Corazones” descansan en una pequeña isla artificial en el centro de un grandísimo lago que hay en Althorp. Allí se encuentra un mausoleo conmemorativo con dos lápidas y una imagen de Diana. Hasta allí se trasladaron el príncipe Guillermo y Kate antes de su boda para depositar un ramo de flores.

Aunque actualmente existen muchas dudas, ya que hay personas muy cercanas a ella que afirman que Diana descansa junto a su padre en el pueblito de Great Brington, en la iglesia de la localidad.

El cantante Elton John, amigo de la princesa, reescribió esta canción para dedicársela a ella y la interpretó a modo de despedida, visiblemente emocionado, en su funeral: “Fue un recuerdo de dolor y amor por ella”.

AQUÍ  podéis ver a Elton John interpretando el tema en el funeral.

CANDLE IN THE WIND – VELA EN EL VIENTO
(En Memoria a la Princesa Diana Spencer)

Adiós, Rosa de Inglaterra,
ojalá crezcas siempre en nuestros corazones.
Fuiste la bendición que llegaba donde las vidas
estaban destrozadas.

Hablaste con fuerza a nuestro país
y le susurraste a aquellos que sufrían.
Ahora perteneces al cielo,
y las estrellas deletrean tu nombre.

Y me parece que viviste tu vida como una vela en el viento,
nunca se apagaba con el ocaso o cuando la lluvia comenzaba.
Y tus pasos siempre seguirán aquí
a lo largo de las más verdes colinas d
e Inglaterra.
Tu vela se apagó mucho antes de lo que tu leyenda lo hará.

Hemos perdido tu encanto estos días vacíos, sin tu sonrisa.
Esta antorcha siempre la llevaremos
por la niña dorada de nuestra nación
y, aunque lo intentamos, la verdad nos hace llorar.
Todas nuestras palabras no logran expresar la alegría que nos diste a través de los años.

Y me parece que viviste tu vida como una vela en el viento,
nunca se apagaba con el ocaso o cuando la lluvia comenzaba.
Y tus pasos siempre seguirán aquí
a lo largo de las más verdes colinas d
e Inglaterra.
Tu vela se apagó mucho antes de lo que tu leyenda lo hará.

Adiós, Rosa de Inglaterra,
de un país perdido sin tu alma,
que extrañará las alas de tu compasión,
más de lo que te puedas imaginar.

La canción recaudó más de 47 millones de dólares que fueron destinados a la fundación de la Princesa Diana.

50 Compartir

4 comentarios en “Lady Di, la princesa del pueblo”

  1. Era una mujer muy valiente, cuya voluntad no pudieron doblegar, aunque lo intentaron. Vivió su vida procurando ayudar a los demás y buscando el amor que se le había negado. Yo la admiro.

    Responder
  2. Bonito homenaje Ana!
    Me dio mucha pena como murió… y su matrimonio fue muy infeliz pero supo encaminar su vida y creo que tuvo una vida plena y feliz, sobre todo con sus hijos.

    Responder
  3. Muy bonito Ana. Muchas de sus frases son sentencias: en mi matrimonio éramos tres. Demasiada gente. O… vivo para mis hijos.
    A ver quien aguanta eso. Y solo se soportaría por los hijos, hasta que ya no pudo más.
    Hizo muy bien en largarse. El problema es que la costó muy caro 😥
    Pagó con su propia vida y se fue demasiado pronto. Como los GRANDES de verdad 😥💔

    Responder
  4. Gracias chicas por vuestros comentarios… A mí también siempre me dio mucha lástima, sobre todo su triste final. Aunque también pienso que fue muy valiente e intentó vivir su vida lo mejor posible y de acuerdo con sus convicciones. Superó el engaño y aunque creo que nunca fue del todo feliz, nadie le puede reprochar que no fuera honesta consigo misma.

    Responder

Deja un comentario