A Lorca y su Granada, de Rafael Pantoja Antúnez

Tan sólo tú, Granada,
sabes cómo le mataron…
al poeta enamorado.

Enamorado de ti Granada,
Granada mora.

Las escopetas que descargaron  los disparos
hoy se han tornado en cirios encendidos,
en su Albaicín querido.

La sangre que salpicó al pie de Sierra Nevada,
fundida está en cuatro rosas
que están velando su cuerpo.

Su Zorongo ha quedado maltratado.
La bandera de Mariana a media asta.
Por el resto de la vida,
sus Camborios le seguirán llorando.

Esa Granada, según su testamento,
ciudad mágica con luna, sangre,
hechizos y luceros,
sí que saben de sus obras,
de sus poemas y versos.
Ellos tienen vida eterna y
están guardando su alma.

Federico, por siempre estarás viviendo…
Tu esencia reaparece con luz propia
brillando en el firmamento.

Hoy Granada es cristiana por derecho,
por eso el poeta enamorado de Granada
sigue cantándole con su pluma embrujada.

Rafael Pantoja Antúnez

9 Compartir

2 comentarios en “A Lorca y su Granada, de Rafael Pantoja Antúnez

  1. Increíble descripción histórica de Granada y el no vio la serie tv de Isabel.
    Eso es revelación profunda y amor a Andalucía.
    Que lindo, papá..

Deja un comentario